Últimos artículos

¿Quién se queda con la casa en caso de separación o divorcio, sin hijos?

En caso de separación o divorcio, uno de los temas más espinosos es decidir quien se queda con la casa. La abogada se decantará por quien tenga más necesidad.

¿Puede alguno de los cónyuges atribuirse la vivienda familiar si no existen hijos comunes?

Pues resulta que es posible, si existen motivos (que se puedan acreditar) de necesidad de algún miembro de la pareja.

Para el caso de divorcio o separación, no bastará con que el cónyuge que solicite la atribución del uso de la vivienda familiar tenga mejor capacidad económica que el otro, sino que es necesario acreditar que, realmente, necesita seguir usándola como residencia, aunque sea temporalmente, así como que dicha necesidad es mayor que la del otro consorte (según el último criterio del TS, manifestado en sentencia de 25 de marzo del 2015).

Uno de los motivos por el que podemos querer la atribución del domicilio conyugal es quizás porque tenemos unas condiciones de alquiler irrepetibles (renta antigua, barrio de toda la vida, domicilio cercano de parientes, relación calidad precio, etc) o de hipoteca inmejorables (vivienda de protección pública u oficial, etc).

Un ejemplo, en el que se atribuye el domicilio a uno de los cónyuges sin hijos comunes, es aquél en el que la esposa no tiene necesidad de la vivienda familiar y, por el contrario, el esposo no consta que tenga otro domicilio, siendo además él, el que figura como titular del arrendamiento concertado, por lo que es procedente atribuirle a él la utilización del referido domicilio.

Y ojo, que aunque la vivienda sea de uno solo de los cónyuges, puede terminar atribuida al cónyuge no propietario, pues de la misma manera puede atribuirse a cualquiera de los esposos la vivienda familiar pese a que se trate de un bien privativo de uno de ellos. Rige también aquí el criterio de la necesidad del cónyuge a quien se le atribuya.

Cuestión diferente es el caso de liquidar (terminar) con la sociedad de gananciales (la que se forma cuando dos personas se casan sin separación de bienes), pues en ese caso hablamos de reparto y no siempre tendrá porqué ser al 50% y habrá casos en que, aunque la vivienda esté a nombre de uno solo de los conyugues y sea privativo (por haberla comprado antes del matrimonio, etc) proceda una compensación al otro conyugue que pude realizarse por acuerdo de los ex cónyuges o por resolución judicial, pero esto, es motivo para otro artículo.

Karen Selva, Abogada en Abogados Bilbao

Ver ofertas y descuentos en abogados laboristas y civiles con Abogados Bilbao en doiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: