Últimos artículos

La externalización de la función financiera

Tu empresa necesita externalizar las funciones financieras a través de un experto que pueda coger distancia y sepa negociar a favor tuyo.

Vimos en el artículo anterior las causas que influyeron en la deriva negativa de la empresa de transportes propiedad de D. Ernesto García, que en resumidas cuentas podría antribuirse a una gestión financiera deficiente. Sin embargo, no nos engañemos, ya que el problema tiene dos caras: Si la empresa entró en una espiral negativa se debe a una incorrecta gestión financiera, ciertamente, pero, ¿qué decir del tiempo y el esfuerzo que D. Ernesto García dedicaba a negociar con el banco, solventarle la papeleta a su contable con los cobros, o revisar unos costes -que no deberían necesitar revisión- antes de preparar el presupuesto para su cliente? Tiempo, perdido, simplemente.

Tiempo que D. Ernesto debería haber dedicado a tareas que proporcionan un mayor valor añadido: desayunar con un cliente importante, explorar una nueva línea de negocio, o reorganizar el departamento de tráfico. En otras palabras: no estaba allí donde realmente hacía falta.

Las PYME tienen parecidas necesidades y complicaciones que las grandes empresas en el aspecto financiero, pero no tienen los recursos y el volumen de trabajo para contratar a un profesional de alto nivel a tiempo completo. La externalización de la función financiera es una solución flexible según los requerimientos, añade recursos sin incrementar la estructura fija, con mínimas dificultades de incorporación y finalizacion, todo ello con un enfoque claramente orientado al negocio, aportando experiencia y visión estratégica. La gestión profesional del área financiera ha dejado de ser una prerrogativa de las grandes empresas, para convertirse en una opción al alcance de todas ellas, con independencia de su tamaño.

Un Director Financiero Externo realizará su función de forma externalizada y a tiempo parcial. Disponer por horas de un experto, ofrece unas posibilidades enormes y rentables a la Gerencia, que dispondrá de un soporte externo y de una visión más amplia del negocio, pudiendo dedicar más tiempo y esfuerzo a las tareas que le suponen un mayor valor añadido.

Ha pasado ya un año y D. Ernesto está trabajando frente a su ordenador. Ingeniero de formación, se encuentra desarrollando un algoritmo de transporte que permitirá optimizar las combinaciones de la flota de vehículos, con lo que espera ahorrar un 10% en costes de combustible.

A través del cristal de su despacho, ve al nuevo Director Financiero hablando con el contable. Acordaron con él que estaría en la empresa todos los miércoles por la mañana, aunque en realidad y gracias a las nuevas tecnologías su presencia es permanente.

La situación delicada por la que la empresa pasó hace un año es ya historia. Su nuevo Director Financiero renegoció la deuda con Hacienda y con la Seguridad Social, y los bancos le ofrecen todo el crédito que precisa, a un coste adecuado. Dispone de información rápida y fiable, y tiene la sensación de tener la empresa bajo control. Incluso la actitud del contable ha cambiado, mostrando más implicación en aspectos del negocio que nunca le habían interesado, como la elaboración de presupuestos para clientes.

Sin duda, una historia con final feliz. ¿Puede ser este final el tuyo?

Marc Serra, director de Sefiex

Ver ofertas y descuentos en asesoría financiera con Sefiex en doiser

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: