Últimos artículos

¿Quieres registrar tu marca? ¡Es muy fácil

Todos los procesos para registrar tu marca son pesados y lentos, pero te aseguran que el nombre de tu empresa tenga una vida de 10 años sin competencia desleal.

¿Tienes un negocio (sociedad mercantil) y quieres registrar tu marca? Si bien no es obligatorio, es muy recomendable, ya que es el registro que otorga el derecho exclusivo de uso y explotación sobre la marca.

¿Qué es una marca? Es un signo que permite a tu empresa distinguir tus productos o servicios frente a los productos o servicios de los competidores. Las marcas se han de inscribir en la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas).

Cuando se solicita el registro de una marca en España, se ha de elegir una categoría profesional. Para ello existe la Clasificación Internacional de Niza, que esta compuesta por 45 clases cada una de las cuales agrupa un conjunto de servicios o productos que están relacionados. Es una clasificación que agrupa los productos y servicios en 45 clases diferentes: 34 de productos y 11 de servicios. Es importante saber que cuánto más registros de Niza y más extensión geográfica se quiera cubrir, más se paga en derechos.

Aunque el trámite es relativamente rápido con la administración, la OEPM suele pronunciarse entre 7 y 9 meses tras la solicitud para la confirmación definitiva para España y una sola categoría Niza (para casos más complejos los procesos se pueden alargar hasta 2 años). ¿Por qué? Porque cuando una empresa solicita una marca se abre un plazo en el que otras empresas pueden recurrir esta reclamación por considerar que es similar a la suya por ejemplo o les pueda causar confusión a sus clientes. En el caso de que haya algún imprevisto, la OEPM suspende el proceso y abre un plazo de recurso y alegaciones para el solicitante. Esto puede incurrir en nuevos gastos para el solicitante.

La marca registrada y aprobada, tiene una validez de 10 años y se debe extender a partir de ese tiempo. Si no, puede ser solicitada por cualquier otra persona jurídica o física y el propietario inicial de la marca pierde sus derechos.

La clave de este proceso radica en un buen estudio antes de realizar la solicitud para evitar al máximo este tipo de alegaciones. La OEPM ofrece un servicio de búsqueda que permite ayudar a descartar nombres de marca y así asegura al máximo que no hay conflictos que puedan surgir tras la solicitud. Sin embargo, para los neófitos en la materia, y que deseen por ejemplo llevar su empresa a ámbitos internacionales, se les aconseja que se asesoren por un experto. A veces el conflicto puede venir simplemente porque la marca suena parecido o porque hay un riesgo de asociación con otra marca que tiene mala imagen o que se dedica a algo que puede ser nocivo para tu negocio (ej. una ONG y un vendedor de armas que compartiesen nombre).

Firmado por Laura Cajade, Co-founder & CEO de Telogestionamos

Ver ofertas y descuentos en asesoría y gestoría para autónomos con Telogestionamos en doiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: