Últimos artículos

¿Cómo tramitar la disolución de tu empresa?

Cuando cuelgas el cartelito de empresa cerrada, empiezan una serie de trámites que debes seguir para que la disolución esté bien hecha y no dejes ni un cabo suelto.

Has llegado al límite. Ya no hay nada que hacer. Hay que disolver tu empresa, una sociedad limitada. ¿Los factores? El capital social del negocio está por debajo del mínimo obligatorio (3.005 euros); hay incapacidad para alcanzar el fin social de la empresa y de su actividad; o hay acumulación de pérdidas que implican una reducción del patrimonio contable por debajo de 1.502’53 €.

Los primeros trámites para disolver tu sociedad serán validar que no hay deudas pendientes de pago, pues de lo contrario la disolución no podría darse. Todos estos procesos en que se saldan las obligaciones contraídas y se restituyen los derechos de cobro se denomina liquidación, desde donde emergerá la figura del liquidador (que normalmente es el mismo administrador quien, previamente, habrá cesado en su cargo). Éste será el nuevo órgano de gestión y representación de la sociedad hasta su extinción por encima de la Junta General. El liquidador o liquidadores se inscribirán en el Registro Mercantil. De esta forma se oficializará así el proceso de liquidación de la empresa y aquellas terceras personas que puedan sentirse afectadas podrán ejercer su derecho de oposición.

Una vez terminada la liquidación se redactará un balance final incorporado a la escritura de disolución y que sus socios deben aprobar. A continuación, se liquidará el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, siguiendo el mismo procedimiento establecido para la constitución. Luego los liquidadores deberán solicitar la cancelación en el Registro Mercantil de los asientos preferentes a la sociedad extinguida.

También habrá que presentar una copia de la escritura de la disolución a la Agencia Tributaria acompañada del modelo censal 036 donde se indique el hecho. Este órgano detectará también si existe una deuda social cuando la sociedad esté extinguida, recomendando a los antiguos socios el responder solidariamente de ella hasta el límite de lo que hubieran recibido como cuota de liquidación.

Pero aún así tu sociedad aún no se declarará extinguida, pues si no se han terminado todas las operaciones liquidatarias aún se podría pedir la reapertura de la liquidación y ejercitar las reclamaciones oportunas. Por eso se conservan en el Registro todos los justificantes mercantiles durante seis años.

Ver ofertas y descuentos en gestoría y asesoría online con You&We en doiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: