Últimos artículos

Flyers que vuelan de las manos

El flyer es una de las herramientas de marketing más tradicionales y que mejor funciona. Una hoja pequeña de papel o cartón que llega directamente a la persona.

Entre los diferentes elementos de Marketing y Comunicación que podemos encontrar para dar a conocer nuestros productos y servicios, el flyer es una herramienta indispensable que no se puede olvidar y que hay que tener muy en cuenta.

El flyer existe desde que nació la imprenta, ya que puede considerarse como la forma de impresión más sencilla y más pequeña. Quizá lo más moderno es esta nueva denominación, que nace del término inglés que se le da a la publicidad que se entrega para entrar en una discoteca o bar de copas. En algunos lugares se emplea el término de octavilla o el de volante, este último más usado en Latinoamérica.

En resumidas cuentas, se trata de una hoja pequeña, sin dobleces y normalmente impreso a dos caras. El tamaño suele variar y es aquí donde suele estar el quid de la cuestión. Desde el típico A6 hasta tamaños más grandes  como el A5 o el A4, pasando por el sofisticado DIN largo de 9,8x21cm. Tampoco podemos olvidarnos de otras características que influirán directamente en la presencia final del producto: el peso del papel (90, 100, 135, 250 o 300 gramos) y del estucado (brillo o mate).

¿Pero por qué debemos elegir el flyer para nuestra publicidad? Las octavillas cuentan con algunas ventajas que no todo el mundo conoce:

  • Son uno de los elementos más baratos. Una vez que imprimes cantidades grandes, en torno a 5.000, el precio de la unidad queda muy reducido. Si vas a darlos en la calle al azar, lo normal es imprimir grandes tiradas, por lo menos tres veces de los clientes que quieres conseguir.
  • Ofrecen diferentes tipos de formatos y se adapta muy bien a cualquier necesidad. Permiten hacer tanto diseños sofisticados (invitaciones de boda, entradas…) como anuncios más fáciles, por ejemplo, la publicidad de venta de un inmueble.
  • Se pueden entregar en cualquier sitio o dejar para recoger en puntos muy diversos. Uno de los lugares en los que se colocan a menudo es en el parabrisas de los coches y aunque puede ser un poco engorroso si llueve, se trata de una manera en que la persona se fije en él.
  • Siempre impactan, aunque sea porque no te lo esperas. Si se tiene claro el mensaje, con un buen eslogan, sumado a unos colores atractivos y una imagen que llame la atención, es muy difícil que nadie se pare a leer, aunque a veces sea para romperlo.
  • Pueden perdurar en el tiempo. Si se trata de una carta de servicios o de un producto en concreto, se pueden realizar grandes tiradas de octavillas que luego se repartirán en una campaña de promoción, una vez al mes o cuando se planifique.

Juan Blanco, fundador de Tarjeton.com

Ver ofertas y descuentos en imprenta online con Tarjetón en doiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: