Últimos artículos

Una oleada de suicidios en Wall Street destapa las condiciones esclavas laborales de becarios y empleados

Estos suicidios son provocados por duras condiciones laborales: más de 100 horas de trabajo a la semana, presión constante, pocos días libres al mes...

 

El retrato del triunfador de Wall Street esconde detrás una cara mucho más oscura. Este distrito, epicentro del capitalismo más agresivo, está regado con sangre. Algunos jóvenes aprendices, practicantes, han sucumbido al estrés de un trabajo de más de 100 horas de trabajo a la semana que incluyen varias noches a la semana sin dormir y con prácticamente un día libre al mes (la empresa más generosa en este sentido es Bank of America que ofrece 4 días). El año pasado un chico de 21 años falleció por un ataque de epilepsia tras trabajar 72 horas consecutivas sin dormir. Según la Encuesta Nacional de Mortalidad Ocupacional, un trabajador de Wall Street es 1’5 veces más propenso al suicidio que el individuo medio. De hecho, sólo en 2013 y 2014  se registraron una docena de suicidios en un periodo de tan sólo ocho meses. Pero este de goteo mortal no se ha parado. A finales de abril hubo otro caso que ha tenido finalmente la repercusión necesaria y que ha causado su primera víctima colateral.

Un joven analista de Goldman Sachs, Sarvshreshth Gupta, de sólo 22 años, se lanzó al vacío. Anteriormente ya había alertado a su padre del terrible estrés que sufría. De hecho, había dejado el trabajo, pero lo volvió a retomar semanas después. Al poco tiempo de suceder esto y sin nada que ver, Justin Kwan, un analista curtido de banca de inversión de Barclays, encargado de los nuevos becarios de verano envió a éstos un mail donde el asunto ya era poco amigable. Bienvenidos a la Jungla. El correo avisaba de la dureza de las condiciones en que iban a trabajar y de todo lo que se les iba a pedir. Cosas como “Se espera de vosotros que seáis los últimos en marcharos cada noche… pase lo que pase. Llegar antes que yo también sumará puntos” o aconsejando que llevaran almohada y esterilla ya que “Hace que dormir bajo vuestra mesa sea mucho más confortable, en el muy posible caso de que tengáis que hacerlo”, explica entre otros consejos esclavos. Este mail que fue filtrado al The Wall Street Journal, junto con la oleada de suicidios ha provocado que Kwan haya sido despedido y que no haya sido aceptado por la firma The Carlyle Group, quienes estabas a punto de ficharlo. Un chivo expiatorio que no sabremos si servirá para relajar las condiciones laborales en la jungla de Wall Street.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: