Últimos artículos

El fraude entorno a la formación bonificada

La formación bonificada ofrece a las empresas la oportunidad de reciclarse anualmente. Pero hay empresas formadoras cuyas prácticas son fraudulentas.

La formación bonificada es una oportunidad para que las empresas puedan renovar su formación permanentemente sin haber de desembolsar ninguna cantidad de dinero, pues ya lo están pagando en las nóminas de sus trabajadores. A través de la formación bonificada, las empresas pueden recibir cursos presenciales u online sobre aspectos de su negocio, desde formación en administración, pasando por escaparatismo, a cursos de idiomas.  Luego lo bonifican a través de la Seguridad Social sin tener que pagar en ningún momento de su propio bolsillo.

Hasta ahora todas estas gestiones las llevaba la Fundación Tripartita, una institución gubernamental que resultaba ineficaz cuando no podía paliar los numerosos casos de fraude de empresas que se dedican a engañar las empresas, cobrándoles por cursos bonificados. Afortunadamente hace unas semanas se aprobó la supresión de este organismo y la creación de un nuevo órgano, la Fundación Estatal para la Formación. Las novedades del nuevo modelo están en la supresión de la formación a distancia y la implantación de un sistema más flexible en la teleformación. También se elimina la limitación de horas de los cursos para bonificarlos, hasta ahora para bonificarse los cursos debían durar un mínimo de seis horas.

Por otro lado, el Gobierno advierte de que habrá mayor control sobre las empresas de formación y se elaborarán evaluaciones de estas empresas y se harán públicas para que empresarios y trabajadores puedan saber si es una empresa fiable o no.

La cuestión es erradicar actitudes fraudulentas como estas:

  • Implantación, asesoría y auditoría en materia de Protección de Datos(LOPD): Estos servicios tienen un coste y no pueden ser bonificados. Aún así hay muchos que dicen que es obligatorio para las empresas pasar estos cursos y les engañan con que se los bonifican.
  • Tablets de regalo: Cualquier regalo que se ofrezca suma un coste en el precio final del curso, fuera de toda bonificación.
  • Empresas que dicen ser formadoras y que son organizadoras: Se llevan hasta el 50% de la bonificación, una práctica no regulada pues se supone que solo las empresas formadoras pueden optar a estos fondos.
  • Cursos de dudosa calidad: Hasta ahora había poco control sobre los contenidos de las materias y de los manuales de estos cursos y esto se traducía en cursos estériles y nada actualizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: