Últimos artículos

Escuchar para liderar

Mary Kay Ash ya lo dijo en su momento,“Los buenos hombres de negocios tienden a escuchar más que a hablar. Quizá por ello Dios nos dio dos orejas y una sola boca”

Como líderes de equipo, una de las principales aptitudes a desarrollar es la escucha activa, es decir, la capacidad de escuchar plenamente para que la  otra persona se pueda expresar con claridad.

La escucha activa va más allá de recibir los mensajes,  se trata de entenderlos en profundidad, escuchar y entender el punto de vista del otro. Estar abierto a la escucha es tener un enorme respeto por la persona que está hablando y su visión del mundo. Al sentirnos escuchados nos abrimos a la confianza.

Ésta escucha requiere prestar verdadera atención a los detalles: las palabras, el tono, la intención, el lenguaje corporal y sobretodo en qué posición está la persona que nos está hablando.

Julia Cameron en su libro “El camino del Artista en Acción” nos plantea cuatro aspectos a tener en cuenta cuando escuchamos:

  • ¿Cuál es la agenda de la persona que habla?
  • ¿Qué está siendo dicho en realidad?
  • ¿Qué consecuencias tiene lo que está siendo dicho para los que están escuchando?
  • Si fuera necesario ¿Cómo se puede influir sobre el resultado

Estas preguntas, nos llevan a comprender cuáles son los intereses de la persona que nos está hablando: empleado, socio, cliente, competidores, etc.  Cada uno tendrá razones distintas a las nuestras y, como buenos líderes, estar atento a ellas nos hará mucho más empáticos y nos ayudará a encontrar soluciones de forma creativa.

Por otra parte, si queremos que nuestro equipo de trabajo esté motivado y se sienta integrado a los objetivos de la organización, el hacerlos sentir escuchados es una buena manera de decirles que su opinión o sus ideas son valiosas. Mostrar verdadera empatía por sus intereses y lo que puede aportar, marca una gran diferencia. Recordemos que se trata de otra persona cuya experiencia puede ser valiosa, y en un momento determinado puede aportar soluciones creativas ante un problema.

El cómo estamos internamente en la escucha también es esencial; estar presente, relajado, y prestar plena atención. Dejar terminar al otro antes de opinar, tener paciencia, permitir los silencios. Utilizar las preguntas adecuadas, apuntando hacia el significado de lo escuchado, dejando de lado interpretaciones y juicios que casi siempre provocan malentendidos.

En definitiva, si quieres ser un buen líder, escucha con atención e inteligencia.

Nathalia Paolini, dinamizadora de talleres y cursos en ConectArte: Comunicación. Creatividad. Crecimiento

Ver ofertas y descuentos en cursos en liderazgo positivo con ConectArte en doiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: