Últimos artículos

De la jubilación a las nuevas generaciones: el porqué de los contratos por relevo

El traspaso generacional en el trabajo es más orgánico gracias a la implantación del contrato por relevo, un acuerdo empresarial para ir adelantando la jubilación

La jubilación de un trabajador para una empresa puede llegar a ser traumática si el puesto no se cubre con un profesional que atiende las tareas de su predecesor con la misma (o más) eficacia. En este contexto se entiende la necesidad de los contratos por relevo. Estos contemplan la contratación de una persona que sustituirá a la larga un trabajador que accederá de forma parcial a la jubilación.

La jubilación parcial de un trabajador se solicita entre los 61 y los 65 años y se cuenta con una jornada de trabajo reducida en tiempo y en salario entre un 25 y un 75%. Esta jubilación parcial irá vinculada a la existencia de un contrato por relevo para la incorporación de un  trabajador en situación de desempleo o que ya trabaje para la empresa pero con un contrato de duración determinada.

El trabajador sustituido, durante este periodo de tiempo, tendrá una remuneración partida, la parte proporcional de la pensión de jubilación completada con la del salario correspondiente al nuevo horario laboral.

En lo que se refiere al trabajador que releva el horario podrá completar el del trabajador prejubilado o realizarse de forma simultánea. En cuanto a las tareas, se trata de que el relevo pueda realizar el mismo trabajo o parecido que el sustituido, al mismo nivel profesional o categoría equivalente. Su contrato en principio irá ligado al del prejubilado, es decir al tiempo que le falte al trabajador sustituido por causar baja por jubilación a los 65 años. Aunque también puede ser un contrato indefinido. Puede ser, además, que el trabajador al cumplir los 65 años siga aun trabajando en la empresa. El relevo se le podrá renovar el contrato por periodos anuales y se extinguirá siempre al finalizar el período correspondiente al año en el que se produzca la jubilación total del trabajador relevado.

Con esta modalidad de contrato se consigue unos relevos laborales nada traumáticos y mucho más orgánicos, pues durante este periodo de tiempo en que los dos trabajadores coexisten laboralmente pueden aprender uno del otro. El viejo para dar sabias lecciones de cómo desarrollar su trabajo en aquella empresa, dando a conocer todos los entresijos, y el joven para mostrar una nueva manera de hacer, renovar la metodología y poder adaptarla a los nuevos tiempos.

Ver ofertas y descuentos en gestoría y asesoría online con You&We en doiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: