Últimos artículos

Lecciones de historia y economía: algunos negocios absurdos que tuvieron éxito

Tres piedras con ojos? Son las Pet Rock, las mascotas que hicieron millonario a Gary Dahl en 1975. Un buen ejemplo de idea absurda que termina triunfando.

La historia nos ha demostrado muchas veces que los caminos hacia el éxito son infinitos y muy variados. Las buenas ideas no han triunfado siempre. Aún más, muchas malas ideas, malísimas, han terminado, contra todo pronóstico, haciendo ricos a más de uno. Repasemos algunos casos de negocios absurdos de rentabilidad millonaria, tanto en el online como en el offline.  

La web del millón de dólares

Alex Tew, un chico de 21 años, en el 2005 montó una horrenda web para costearse la carrera universitaria. Este horrible site estaba formado por un millón de banners diminutos que vendía a un dólar la unidad. La idea era absurda y lógicamente no cuajaba. Cada banner ocupaba menos que  un píxel, así que decicidió cambiar de estrategia y pasó a vender los banners de 100 en 100. Ese cambio fue el que le llevó a la gloria. Al final, el boca oreja hizo mucho, tanto como para generar 1’03 millones de dólares de ganancias en cinco meses.

Adopta una roca como tu mascota

1975. Gary Dahl cena con sus amigos. Ríen sin parar mientras cuentan chistes sobre mascotas. Uno reclama una mascota que no ensucie nada, y Gary, director creativo de distintas agencias de publicidad, puso una piedra en una caja y dijo que la vendería por 3’95 como mascota bajo el nombre de Pet Rock. Este fue el inicio de uno de los negocios más absurdos y lucrativos de la historia. De hecho, hasta se lo tomó tan en serio que escribió un manual de cuidados para la piedra. Los números hablan de más de 10.000 unidades de Pet Rock en los primeros seis meses y de un total de su fortuna valorada en más de 15 millones de dólares.

La app que se tira pedos

En 2008, Joel Comm inventó la app más escatológica del momento, la máquina de pedos. Así de fácil y así de efectivo. Perdonen, ¿es que no se ríen ustedes cuando oyen un pedo ajeno? Comm lo sabía y supo dar al público lo que quería. El mecanismo es sencillo, bajarse la aplicación y reir como un loco apretando el botón que genera las flatulencias. ¡Hay todo tipo de pedos! En el 2009 iFart ya contaba con más de 350.000 descargas y facturaba 10.000 dólares al día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: