Últimos artículos

Ahorrar en viajes de empresa: el IVA deducible de los transportes

Los viajes de empresa generan unos gastos que hay que controlar. Hay que saber por eso que en muchos casos el IVA es deducible.

Los viajes de empresa son una partida importante pero necesaria para la mayoría de empresas. Por eso, el IVA deducible de estos gastos suele ser considerable, pero no siempre se recupera al máximo, suponiendo entonces una pérdida económica para las sociedades. En este artículo, te explicamos qué IVA es deducible de los transportes para ahorrar en los viajes de empresa.

El medio de transporte estrella de los viajes de negocios es el coche. Son muy raros los business travellers que nunca utilizan un coche, ya sea propio, de empresa, o alquilado, para sus desplazamientos. Por eso, sobre todo en los últimos dos casos, uno de los gastos más frecuentes para las empresas relacionado con el transporte es el de la gasolina.

Desde 2012 es posible deducir el 100% de las cuotas del IVA pagadas al repostar combustible, aunque el vehículo implicado no se dedique íntegramente a la actividad de la empresa. Pero para eso, hay que poder demostrar en caso de una inspección de Hacienda que ese gasto en gasolina deriva al 100% de la actividad económica, es decir, visitas a clientes o proveedores en días laborables a una localidad distinta a la que se ubica la empresa. Sirven como justificantes documentos como facturas firmadas por los clientes, órdenes de visitas firmadas y selladas por el cliente, etc. En caso de no disponer de suficiente documentación acreditativa, o bien que no tenga la información necesaria, como por ejemplo fecha, lugar o cliente, Hacienda solamente deja deducir el 50% de la cuota del IVA de ese gasto.

En cuanto a la compra de billetes de transporte, ya sea tren, avión, etc, el IVA de este tipo de gastos es del 10% cuando se realiza en territorio español, y al cruzar una frontera, se pasa a pagar el IVA correspondiente del país en cuestión. Es importante tener esto en cuenta, ya que solamente se puede deducir el IVA español, los tributos homólogos de otros países tienen otros mecanismos de devolución y gestión, por lo que no se pueden “mezclar”. Por lo demás, hay que aplicar el mismo criterio que con el carburante: estas cuotas de IVA son deducibles en su totalidad siempre que se pueda acreditar que el motivo del desplazamiento es profesional, con la documentación y los justificantes adecuados.

Y un pequeño apunte extra sobre el IRPF de los gastos de kilometraje: cuando un trabajador recibe una compensación de 0,19€ o menos por kilómetro recorrido, indistintamente del total de kilómetros, fechas, recorridos, etc., ese gasto está exento de este tributo. En cambio, si la compensación supera esa cantidad, computará el exceso. Es decir, si el kilometraje se paga a 0,25€, se tendrá que computar a nivel fiscal 0,06€ por kilómetro.

Myriam Zanatta, Departamento de Marketing de Captio

Ver ofertas y descuentos en software de gestión de gastos con Captio en doiser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: